La columna vertebral del Metro de Quito, su túnel de 20 km de longitud fue construido con un sistema de dovelas de alto desempeño para lo cual se utilizó 117.000 toneladas métricas de cemento Magno HE, su construcción inicio en el año 2017.

Esta obra recorrerá la capital ecuatoriana desde Quitumbe hasta El Labrador y se plantea como la principal solución del Sistema Integrado de Transporte Masivo de Quito.