En la provincia de Imbabura, en el año 2010 se construyó el paso a desnivel en el sector de Atuntaqui, para este proyecto se utilizaron 5.000 toneladas métricas de cemento Gladiador.

Es un puente a desnivel de aproximadamente 1 km de longitud y cuatro carriles que sirve para la circulación entre las ciudades de Ibarra y Otavalo sin necesidad de ingresar a Atuntaqui.