En la de Quito, provincia Pichincha, en el año 2005 se inició el proyecto de construcción del túnel Guayasamín que cuenta con 1,3 km de longitud.

Esta obra que une a la capital con el valle de Cumbayá, ha representado una solución importante para la movilidad quiteña. En la misma se utilizaron 15.000 toneladas métricas de cemento Gladiador.